Saltar al Contenido

¿Qué es la radiología intervencionista?

0 lectura de minutos
0%
100%
Dr Bower in lab not closeup 1060x500 ext jpg

No se sorprenda si durante una cita médica para lidiar con algún problema de salud escuche la frase Radiología intervencionista.

La radiología intervencionista se usa para diagnosticar y tratar problemas de salud en casi todos los órganos del cuerpo. Estos problemas de salud pueden incluir las enfermedades cardíacas y vasculares, el cáncer, y los problemas de la salud reproductiva. La radiología intervencionista se usa también para biopsias y tratamientos de drenaje, o tratamientos que inician o detienen el flujo sanguíneo en un área específica del cuerpo.

Un procedimiento o tratamiento de radiología intervencionista generalmente se realiza en un entorno ambulatorio. Es decir, usted puede volver a casa el mismo día de su tratamiento, y puede recuperarse más rápidamente, con menos dolor y menor riesgo de complicaciones que si se hubiera sometido a una cirugía mayor.

Procesos de la radiología intervencionista:


Imagenología del interior del cuerpo – El radiólogo intervencionista utiliza rayos X, tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, ultrasonido u otras imágenes para ver más de cerca sus órganos internos.

Punto de entrada estenopeico – Los médicos hacen una incisión muy pequeña en la muñeca, el abdomen o la ingle, por la cual insertan en las arterias dispositivos médicos muy pequeños, como catéteres o alambres.

Acceso al área afectada – Usando las imágenes obtenidas, su médico puede guiar instrumentos y dispositivos en sus arterias hasta el área que necesita tratamiento.

Restablecimiento del flujo sanguíneo – Uno de los usos principales de la radiología intervencionista es colocar stents (endoprótesis) en las arterias estrechas o débiles. Estos pequeños tubos de malla abren la arteria y permiten que la sangre fluya con más facilidad.

Bloqueo del flujo sanguíneo – La radiología intervencionista se usa para un tratamiento llamado, embolización. Este tratamiento interrumpe el suministro de sangre a tumores en el hígado, áreas con fibrosis uterina , sangrados, hemorroides o próstata agrandada. El cortar el flujo sanguíneo, priva de oxígeno al área de tratamiento y hace que se esas áreas se encojan. En el caso de sangrado, obviamente, lo detiene.

Si usted sufre de fibromas uterinos, hemorroides que sangran o agrandamiento de la glándula prostática, consulte con su médico sobre las opciones de tratamiento, o contacte al equipo de radiología intervencionista (interventional radiology team) del Goshen Heart & Vascular Center al (574) 537-5000 para ver si un procedimiento mínimamente invasivo es adecuado para usted. Para más información, visite GoshenIR.com.

Want to learn more?

Discover more about this minimally-invasive, image-guided diagnosis.

¿Es usted un paciente nuevo o existente?