Saltar al Contenido

Utilizamos la radiología intervencionista para diagnosticar y tratar una amplia variedad de afecciones sin necesidad de cirugía. Los especialistas utilizan dispositivos de imagenología para visualizar el interior del cuerpo y administrar tratamientos o extirpar tejidos rápidamente. Esta alternativa menos invasiva causa menos dolor, menos complicaciones y permite una recuperación más rápida.

Comuníquese con su profesional en salud para saber si los procedimientos de radiología intervencionista son adecuados para usted. Nuestros radiólogos intervencionistas también están disponibles para hablar con usted sobre cuál es su mejor opción de tratamiento. Llame al (574) 533-7476 para solicitar una cita.

¿Cómo funciona la radiología intervencionista?

Los especialistas, radiólogos intervencionistas, utilizan técnicas de imagenología, como radiografías, tomografías computarizadas o ultrasonidos, para guiar pequeños instrumentos hasta el interior del cuerpo. Cuando llegan a la zona que necesita tratamiento, los médicos pueden tomar biopsias, colocar endoprótesis o administrar medicamentos o tratamientos exactamente donde los necesita.

Muchos procedimientos de radiología intervencionista utilizan el sistema cardiovascular, los vasos sanguíneos del cuerpo, para llegar a casi cualquier órgano. Los médicos colocan un pequeño catéter en una arteria o vena y lo guían hasta la zona exacta donde deben realizar el procedimiento o tratamiento.

Para la mayoría de las intervenciones utilizamos anestesia local y sedación moderada, en lugar de anestesia general. En la mayoría de los casos, el paciente puede volver a casa el mismo día de la intervención. Por lo general, los síntomas se alivian con rapidez y los pacientes pueden volver a realizar sus actividades cotidianas más rápidamente que con la cirugía.

Afecciones que tratamos

La radiología intervencionista es una alternativa menos invasiva para tratar enfermedades y afecciones de todo el organismo.

  • Cardiopatías y enfermedades vasculares.
  • Cáncer.
  • Enfermedades gastrointestinales.
  • Trastornos urológicos.
  • Enfermedades masculinas y femeninas.

Los procedimientos guiados por imagen permiten abrir obstrucciones, detener el flujo sanguíneo, reducir el tamaño de los tumores y disolver o eliminar coágulos sanguíneos en todo el cuerpo.

Método mínimamente invasivo para controlar el flujo sanguíneo

Utilizamos un procedimiento denominado embolización para controlar las hemorragias en pacientes con diversas afecciones. Es un procedimiento menos invasivo que la cirugía abierta.

Los radiólogos intervencionistas introducen pequeñas microesferas en los vasos sanguíneos que conducen a un tumor o tejido anormal. Las microesferas bloquean el flujo sanguíneo, lo que interrumpe el suministro de oxígeno y nutrientes en la zona afectada.

La radioembolización reduce el tamaño de los tumores hepáticos bloqueando el flujo sanguíneo y administrando radiación, quimioterapia o calor directamente en el tumor.

La embolización de fibromas uterinos sirve para controlar las hemorragias menstruales intensas al detener el flujo sanguíneo que llega al útero, lo que hace que el tamaño de los fibromas disminuya.

La embolización de la arteria prostática mejora la funcionalidad urinaria al cerrar parcialmente el suministro de sangre a la glándula y reducir el tamaño de la próstata agrandada.

La embolización hemorroidal detiene la hemorragia rectal al reducir el flujo sanguíneo y disminuir el tamaño de las hemorroides.

El tratamiento de trastornos circulatorios

Los procedimientos de radiología intervencionista brindan opciones para tratar obstrucciones en el corazón y daños en los vasos sanguíneos sin necesidad de cirugía mayor.

Los procedimientos endovasculares, como la angioplastia y la colocación de endoprótesis, mejoran el flujo sanguíneo en todo el cuerpo al abrir o reparar las arterias obstruidas por la acumulación de placa.

La trombólisis y la trombectomía tratan la trombosis venosa profunda para mejorar el flujo sanguíneo mediante la rotura o disolución de los coágulos sanguíneos de las venas de las piernas.

Procedimientos no vasculares

Los procedimientos de biopsia guiados por imagen utilizan dispositivos de ultrasonido o tomografía computarizada para guiar los instrumentos hasta lugares del cuerpo de difícil acceso y tomar las muestras de tejido necesarias para detectar enfermedades.

La paracentesis o toracocentesis extrae líquido o aire del abdomen o alrededor de los pulmones.

Las punciones lumbares extraen una pequeña cantidad de líquido del canal medular para facilitar el diagnóstico de enfermedades del sistema nervioso central.

Las inyecciones para el tratamiento del dolor alivian el dolor en las articulaciones y la columna vertebral causado por traumatismos, osteoporosis y otras afecciones degenerativas.

Estamos aquí para ayudarle

Nuestros servicios de radiología intervencionista son una alternativa a la cirugía para pacientes con enfermedades cardiovasculares, afecciones gastrointestinales, problemas urológicos o problemas de salud masculinos y femeninos.

Comuníquese con su profesional en salud para saber si los procedimientos de radiología intervencionista son adecuados para usted. Nuestros radiólogos intervencionistas también están disponibles para hablar con usted sobre cuál es su mejor opción de tratamiento. Llame al (574) 533-7476 para solicitar una cita.


¿Es usted un paciente nuevo o existente?