Saltar al Contenido

Infección MRSA

Información General

El staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés) es una infección bacteriana por estafilococo resistente a muchos tipos de antibióticos. Se necesita un tratamiento temprano, atención médica especializada y un equipo especializado para curar la infección y evitar complicaciones. Goshen Hospital Emergency Departments puede proporcionarle atención médica (la cual ha sido premiada) y servicios de emergencia, como servicios de laboratorio, el mismo día para diagnosticar y tratar esta infección.

Acuda a nuestra sala de emergencias cuando tenga síntomas de esta infección. Estamos disponibles las 24 horas del día cuando necesite acudir a la sala de emergencias.

Síntomas y causas

Cuando esta infección afecta a una herida de la piel, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor.
  • Enrojecimiento e hinchazón.
  • Pus o secreción en la herida.

Si la infección entra en el torrente sanguíneo, puede causar sepsis y provocar síntomas como:

Busque tratamiento médico de emergencia al notar el primer signo de esta infección. Puede notar estos síntomas después de sufrir un corte, un rasguño o una incisión quirúrgica en la piel.

Esta infección es una enfermedad contagiosa, lo que significa que se transmite de una persona a otra. Las personas que viven en una residencia asistencial y aquellas con enfermedades crónicas y sistemas inmunológicos debilitados tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Prevención y tratamiento

El tratamiento depende de si la infección afecta sólo a la piel o está más avanzada. Para los casos leves y graves de la infección, proporcionamos atención médica personalizada con el objetivo de mantenerle sano. Estamos a su disposición las 24 horas del día, tanto si necesita antibióticos como atención médica para las heridas.

Si tiene esta infección, proteja a los demás al seguir las siguientes sugerencias:

  • Cubra la herida.
  • Lávese las manos después de tocar la herida.
  • No comparta toallas u otros objetos que puedan entrar en contacto con la herida.
  • Limpie y desinfecte exhaustivamente las superficies de contacto de su casa, especialmente los baños y las cocinas.

Siga las siguientes sugerencias para reducir el riesgo de contraer esta infección y otras enfermedades infecciosas:

  • No comparta sus objetos personales.
  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Cubra cualquier herida que tenga.
  • Dúchese inmediatamente después de participar en deportes o actividades que requieran contacto piel con piel.
¿Es usted un paciente nuevo o existente?
Aviso: Algunos consultorios pueden exigir una remisión de un profesional en salud para poder programar una cita