Saltar al Contenido

Un cumpleaños significativo que le inspira a perder peso

3 lectura de minutos
0%
100%
Gh blog image milestone title ext jpg

El peso de Jim Caskey lo había molestado por años. Cada año, se daba cuenta que ganaba una libra más que no podía perder. Para la boda de cada uno de sus hijos, él pensaba tratar de perder 10 libras, pero no lo hizo.
 
“Esto me ha hecho estallar,” dijo Jim. “Mis hijos pensaron que yo me había dado por vencido.”
 
La edad resultó ser el factor de motivación. Cuando su hermano mayor cumplió 60, Jim sabía que este evento significativo vendría a continuación para él. Decidió alcanzar sus metas antes de su cumpleaños. Las restricciones que vinieron con la pandemia en la primavera solo hicieron a Jim más perseverante.
 
“No salía a comer. No viajaba. Podía controlar mi dieta y mi plan de ejercicios.”
 
El comenzó en abril.  Las actividades de Jim estaban mayormente centradas alrededor de jugar tenis, montar en bicicleta y jugar golf – actividades que él disfrutaba hacer con otras personas. Añadiendo el correr, levantamiento de pesas y yoga lo ayudaron a fortalecer su corazón, desarrollar y fortalecer los músculos y aumentar su flexibilidad. El todavía hacía las cosas divertidas – juega tenis, monta bicicleta y juega golf. Él le da crédito al yoga de mejorar sus habilidades en el tenis y en los juegos de golf.
 
Al principio, Lisa, la esposa de Jim, dijo que ella quería hacer cambios con él. Para su aniversario en junio, compraron una bicicleta para dos (tándem). Cuando sus esfuerzos dejaron de funcionar para Lisa, decidieron tomar ventaja del entrenamiento sobre bienestar disponible para ellos a través del programa Get Fit Get Healthy (GDGH). Jim lleva la responsabilidad de Goshen Health Business Health Advantage, que incluye GFGH, pero no había experimentado antes la parte de entrenamiento  del programa de primera mano.
 
“Yo no tenía mucho conocimiento sobre nutrición,” dijo Jim. “Nuestra entrenadora  Tara nos conoció a nosotros y conoció nuestras metas. Tara nos ayudó a individualizar nuestros esfuerzos para que se ajustaran a nuestras diferencias. Nosotros le enviamos un diario de la comida que estábamos comiendo. Ella vio los medicamentos de Lisa y le dio un buen consejo. Las ayunas intermitentes no funcionaron bien para Lisa, pero a mí me gustan.”
 
Jim come solamente entre las doce del mediodía y las 8 p.m. Eligiendo esto lo libera de tener que ser tan cuidadoso con el consumo de sus carbohidratos. El ahora lee las etiquetas y presta atención al contenido de fibra. En general, él come la comida que disfruta, pero la come en porciones moderadas.
 
Otros dos cambios que hizo Jim fueron dejar sus cafés azucarados por la mañana y sus bocadillos  a la hora de acostarse.
 
“Yo era adicto al azúcar,” el dijo. “Yo tenía que tener mi café con azúcar. Me tuve que entrenar a tomar café con una de crema, sin azúcar. Desarrollé el gusto por esto. Ahora ya no tengo antojo de cosas dulces.”
 
Cambiar lo que él comía también lo llevó a consumir más proteína, agua y vegetales para aumentar la sensación de estar satisfecho. “He aprendido a no confundir sed por hambre. Puedo dejar de comer cuando me siento satisfecho,” dijo Jim.
 
“He estado realmente impresionada por la dedicación de Jim. ¡Él siempre hacía preguntas buenísimas y tomaba notas durante nuestras sesiones, y él ahora ve el éxito! Puedes ver lo mucho que le preocupa su salud,” dijo Tara Kupty, entrenadora de bienestar para Get Fit-Get Healthy.
 
Jim ha perdido 20 libras, y Lisa ha perdido 12. “Mi ropa ya no me queda,” él dijo. “La energía que tengo es increíble para mí! Estoy en la mejor condición física en la que he estado en años.”
 
Imagen: Jim and Lisa Caskey, Goshen, montando su tándem en las vacaciones en Connecticut.

¿Es usted un paciente nuevo o existente?
Aviso: Algunos consultorios pueden exigir una remisión de un profesional en salud para poder programar una cita