Saltar al Contenido

El reemplazo total de rodilla después de una lesión deportiva alivia el dolor artrítico

3 lectura de minutos
0%
100%
GH22 David Bonham 1060x500 ext jpg

El constante dolor de rodilla y la hinchazón finalmente obligaron a David Bonham a decir, “¡ya basta!” Había llegado el momento de que un especialista examine su articulación adolorida.
 
David está en sus 40tas y su rodilla le molesta todo el tiempo. Después de jugar una ronda de golf o una tarde de trabajo en el jardín, sentía dolor e inflamación de hueso sobre hueso. La idea de hacerse un reemplazo total de rodilla le preocupaba debido a que tratamientos previos no le habían dado los resultados que esperaba.
 
David había tenido una cirugía años atrás después de que se rompió el Ligamento Cruzado Lateral (ACL), y ambos meniscos jugando al baloncesto. Se hizo la cirugía con la esperanza de que la operación le librara de los dolores y molestias y poder seguir adelante con la vida.
 
David elabora: “Mi espera de 10 años para hacerme la cirugía del ACL, permitió que el daño se haga mayor: el cartílago se había desgarrado por completo y también ya tenía artritis.
 
El dolor articular es el síntoma más común de la artritis postraumática. El dolor se desarrolla lentamente, comenzando meses o años después de una lesión; el descanso tiende a aliviar el dolor. Sin embargo, a medida que la artritis crónica progresa, el dolor, la hinchazón y la rigidez pueden manifestarse todos a la vez.
 
El daño causado por la lesión deportiva de David le había cambiado la mecánica de su articulación. El tendón desgarrado que conecta el fémur con la tibia en la rodilla le restaba estabilidad. Además, los rasgados en ambos meniscos hacían que la amortiguación entre los huesos sea mínima.
 
Si los amortiguadores naturales del cuerpo están dañados, aún actividades simples, como caminar o levantarse de una silla, causan dolor hueso a hueso. David usó medicamentos de venta libre y hielo por años para aliviar el malestar; pero todo con poco éxito.
 
Este dolor tenía que parar, ya que interfería con sus actividades diarias y su trabajo. No podía ni siquiera terminar una ronda de golf o ir de excursión con su familia porque inmediatamente sentía dolor y la rodilla se le inflamaba.
 
En el 2021, David decidió que era hora de buscar solución para este doloroso problema, y siguió la recomendación de su médico y fue a ver un especialista del Goshen Orthopedics. Su esposa también le alentó a tomar las medidas necesarias para aliviar su dolor y volver a sus actividades de costumbre.
 
Él nos dice: "Mi mayor preocupación era que un reemplazo total de rodilla no de los resultados que esperaba, como me pasó con la cirugía del ACL". Pero, ahora no podía permitir que el miedo lo detuviera, y en enero del 2022 programó su cirugía.
 
Para cuando David comenzó el programa de rehabilitación postoperatoria, sabía que había tomado la decisión correcta. Se esmeró con la terapia para alcanzar su objetivo de poder caminar sin dolor lo más rápido posible, para poder volver al trabajo y a sus actividades diarias.
 
“Aunque la cirugía, como siempre, no es placentera, los resultados me han ayudado. Ahora puedo hacer todo lo que hacía antes de la cirugía sin sentir dolor".
 
Ahora David espera con ansias el día en que ni se acuerde que tuvo una cirugía.
 
"Gracias a la decisión de hacerme un reemplazo de rodilla, ahora mi vida es más agradable".
 

Si tiene una rodilla averiada o dolor persistente de cadera, consulte con nuestros especialistas del Goshen Orthopedics. Para agendar una cita, llame al (574) 534-2548..

¿Es usted un paciente nuevo o existente?
Aviso: Algunos consultorios pueden exigir una remisión de un profesional en salud para poder programar una cita