Saltar al Contenido

Joven atleta vuelve a jugar de nuevo después de una lesión deportiva

6 lectura de minutos
0%
100%
Abby Lady A 1 jfif 1060x500 ext jpg

Abby Snyder había hecho cientos de volteretas en sus prácticas y competencias de natación. Pero en una de esas volteretas durante una práctica en el 2021, no solo la llevó a la sala de emergencias, sino que también no pudo participar de sus actividades deportivas por varias semanas.
 
“Cuando tenía 12 años, mi rodilla tronó y sentí un dolor muy agudo,” dice Abby. “Supe inmediatamente que algo estaba muy mal y salí de la piscina inmediatamente.”
 
Sus padres, Jen y Josh Snyder, inmediatamente la llevaron de emergencias al hospital Goshen Hospital para radiografías y pruebas de la pierna adolorida.
 
“No tenía una fractura ni nada serio, pero los médicos podían ver que algo no estaba bien", dice Jen.
 
Nunca se imaginaron que pasarían seis meses en el mundo de la medicina deportiva, y que los problemas de salud de Abby tomarían múltiples giros y vueltas.

El dolor de rodilla a causa de ejercicio repetitivo restringe a atletas jóvenes

El primer paso fue agendar una cita con el Dr. Nicolas DeFauw del Goshen Orthopedics; un especialista en medicina deportiva y el director médico para los programas de atletismo de las escuelas secundarias del área. Después de una serie de pruebas y evaluaciones, El Dr. DeFauw informó a los Snyder que la lesión de Abby probablemente fue causada por ejercicio excesivo.
 
Abby participaba en competencias de natación y sófbol durante todo el año, y esas competencias habían tensado y debilitado los músculos y tendones de su rodilla. Eso a su vez era la causa de la irritación e inflamación de la misma. Lo que necesitaba era descansar y dejar que la pierna se sane. El doctor le recetó una rodillera ortopédica y dejar de hacer deportes por unas semanas.
 
Abby tenía el trastorno Osgood-Schlatter. Esta es una enfermedad que afecta a adolescentes en crecimiento y puede causar inflamación y dolor de rodilla. El riesgo de adquirir esta enfermedad es mayor en jóvenes que participan en actividades deportivas que requieren la repetición de los mismos movimientos.

El ejercicio excesivo causa la mayoría de las lesiones deportivas juveniles

Cuando sanó de la lesión de rodilla, Abby regresó a la natación, pero solo después de un mes de entrenamiento, su rodilla comenzó a zafarse de nuevo. Eventualmente, se bloqueó.
 
Pensándolo bien, los señores Snyder habían notado que a Abby le había dolido la rodilla desde la temporada de softbol el verano pasado.
 
Jen nos dice, “Le dolía la rodilla cuando agarraba la pelota, y le dolía la rodilla también cuando comenzó la temporada de natación.”
 
En el juego de softbol, el atleta tiene que arrodillarse y ponerse en cuclillas constantemente, y esto pone bastante presión a la zona donde se une el hueso de la rodilla con el tendón rotuliano. Además, el pataleo repetitivo que exige la natación competitiva dio más presión a la zona.
 
Después de más pruebas, el Dr. DeFauw diagnosticó que Abby tenía una fractura leve en la placa de crecimiento, pero que su menisco estaba intacto. La enfermedad Osgood-Schlatter había causado que su placa de crecimiento se separara del hueso y del cartílago.
 
Una vez más Abby tenía que limitar su actividad física para que su pierna sane. También comenzó un programa de rehabilitación para estirar y fortalecer los músculos que estabilizan la rodilla.

La lesión de Abby empeora

Abby había trabajado arduamente para fortalecer los músculos de sus piernas; pero algo no estaba bien. Los músculos de su pierna izquierda dejaron de responder y la pierna comenzó a encogerse.
 
“Cuando flexionaba la pierna, sentía que no tenía pierna que flexionar,” dice Abby.
 
Josh notó la diferencia de tamaño de la pierna y decidió que era hora de ver de nuevo al Dr. DeFauw.
 
“Su pierna herida era 1,17 cm más pequeña en circunferencia que la otra; y también estaba perdiendo músculo en la sentadera correspondiente,” dice Josh.
 
El Dr. DeFauw se preocupó bastante por este cambio de masa muscular y atrofia, ya que no es común en la enfermedad Osgood-Schlatter.
 
Josh nos dice: “Nos preocupamos bastante porque no teníamos la menor idea de lo que podría estar causando este problema".
 
Además, para empeorar el problema, le dolía al pisar, se hinchó y se puso rojo.
 
“Nos preguntábamos si estaba vinculado o no con la enfermedad. Y como padre, piensas en lo peor”, dice Jen.
 
Dada la situación, el Dr. DeFauw ordenó una serie de radiografías y una resonancia magnética. Después de los resultados, el Dr. DeFauw diagnosticó a Abby con la enfermedad Espina Bífida. La Espina Bífida es una afección en la cual el cierre o fusión de los huesos posteriores de la columna vertebral no es completa. Esta afección puede oscilar desde benigna hasta potencialmente mortal. Después de más análisis y consultas con otros especialistas, el Dr. DeFauw decidió que, en el caso de Abby, la Espina Bífida era benigna.   
 
Por suerte la pierna de Abby comenzó a fortalecerse y mejorar con los ejercicios de rodilla. El Dr. DeFauw la guió durante los altibajos de la recuperación, a la vez que le proporcionó el apoyo para reducir la ansiedad. 

De vuelta a las competencias y el buen rendimiento

Para finales del año escolar del 2022 Abby pudo volver a sus prácticas de nuevo. Continuó haciendo sus ejercicios y estiramientos en casa antes de las prácticas deportivas, los juegos y competencias. Sus padres de vez en cuando le vendaban la rodilla para darle más estabilidad.
 
Abby nos dice: “Aunque a veces mi rodilla se pone rígida, en general se siente bien.”
 
Lo bueno en cuanto a la enfermedad Osgood-Schlatte, es que esa enfermedad desaparece a medida que los adolescentes crecen. Y ese fue el caso de Abby.
 
Emocionada Abby nos dice: “Estoy a punto de ser seleccionada para representar a mi club de natación a nivel estatal, y también de nuevo puedo viajar con mi equipo de softbol; todo esto es realmente genial".
 
Abby también recibió felicitaciones del Dr. DeFauw cuando él la encontró en un juego de fútbol de la escuela en el otoño del 2022. Él le dijo que estaba muy feliz de verla jugar de nuevo, y también que estaba orgulloso de su dedicación a mantener su cuerpo fuerte.
 
La mamá de Abby nos dice: “Tuvimos mucha suerte de tener excelentes médicos que nos ayudaron todo el tiempo…todos ellos en equipo curaron a Abby”.
 
En los consultorios de Goshen Orthopedics abordamos el cuidado de los huesos, músculos y articulaciones de una manera integral. Nuestros expertos cirujanos, médicos, enfermeras avanzadas y terapeutas unen fuerzas para personalizar su tratamiento. Para más información y agendar una cita, llame al (574) 534-2548, o visite GoshenOrtho.com.

¿Es usted un paciente nuevo o existente?
Aviso: Algunos consultorios pueden exigir una remisión de un profesional en salud para poder programar una cita