Saltar al Contenido

Cinco prácticas para un hogar más verde

3 lectura de minutos
0%
100%
SHOT 06 3157 1060x500 ext jpg

Cuando se trata de ayudar al medio ambiente, unos cambios pequeños en sus hábitos cotidianos pueden marcar una gran diferencia. Los cambios sencillos, por ejemplo, de escoger bolsas de papel en vez de plástico, o las rutinas de reducir-reusar-reciclar, pueden ayudar a crear un espacio más saludable en la casa para usted y su familia.
 
He aquí 5 consejos para hacer de las rutinas personales y del hogar más “verdes”

  1. Las barras de champú y acondicionador. Lave su cabello sin todos los ingredientes dañinos como parabenos, ftalatos, y sulfatos. Estos limpiadores sostenibles son concentrados y no necesitan recipientes de plástico que llegan a los vertederos. Y algo mejor – una barra de champú o acondicionador dura más tiempo que una botella de lo mismo.

  2. Los algodones reusables. Cambie a una versión más sostenible que las típicas bolitas de algodón desechables para su rutina de belleza. Hoy en día podemos escoger algodones reusables.  Muchos son hechos del bambú, una planta ecológica que crece y se regenera rápidamente.  La fibra natural del bambú es hipoalergénica, ligera, y menos irritante – una buena decisión para la piel sensible. Y, es más, ¡se pueden lavar, secar, y reusar, hasta 1,000 veces!

  3. Las pelotas de lana para la secadora. Cambie las hojas que usa en la secadora para estas pelotas de fibra natural. Protegen su ropa de las arrugas y ayudan a que no se pegue. Como las pelotas se mueven en la secadora, crean bolsas de aire que ayudan a que todo se seque más rápido. Esto significa que va a usar menos energía y ahorrar dinero, todo mientras que baje su “huella de carbóno” un poquito mas. ¿Quiere un olor  limpio y fresco? Aplique una gotita de esencia natural a la pelota.

  4. Los removedores de pelusas. Limpie una chaqueta llena de pelos de mascota con una alternativa reusable, en vez de usar tiritas adhesivas. Un removedor de pelusas de silicón hace el mismo trabajo de las tiritas adhesivas – pero lo puede usar muchas veces. Y es seguro usarlo en las telas delicadas de lana o seda.

  5. Pastillas de pasta dental. Para no usar plásticos que generan desperdicios, uno puede masticar una pastilla de pasta dental para una solución sostenible en la rutina de higiene oral. Estas pastillitas de pasta dental en polvo no usan agua y tampoco usan envoltorios de plástico que terminarán en el basurero. Solo ponga una pastilla en la boca, mastique para convertirla en pasta, y cepille los dientes de la manera acostumbrada. Después puede sonreír al saber que estas pastillas contienen menos sustancias químicas y menos aditivos. Y el contenedor que usan es mejor para el medio ambiente. Si quiere más razones para cambiarse a estas pastillas, puede encontrar opciones sin fluoruro. Y, es más, las pastillas se pueden llevar con facilidad cuando en los viajes.

LaToya Lewis, ND, es una residente de medicina naturopática en Goshen Center for Cancer Care. Ella ofrece terapias naturales y consejos sobre un estilo de vida saludable para pacientes con cáncer

¿Es usted un paciente nuevo o existente?