Saltar al Contenido

Parálisis

Información General

Cuando se mueve el cuerpo, los nervios sensoriales se comunican con el sistema nervioso central. Cuando algo impide esta comunicación, su capacidad de movimiento es afectada y puede resultar en debilidad, pérdida de coordinación muscular o parálisis. Esta última suele ser un proceso gradual, pero también puede producirse de forma repentina.

La parálisis repentina es una emergencia médica, ya que muchas de sus causas son graves. Acuda a la sala de emergencias más cercana o llame al 911. Este síntoma de aparición rápida es tratable, incluso reversible, mediante los tratamientos rápidos. Goshen Hospital Emergency Department puede ayudarle. Nuestros médicos y enfermeros certificados en emergencias están equipados con la tecnología avanzada adecuada para salvar vidas y diagnosticar y tratar rápidamente la causa de la parálisis.

Síntomas relacionados con la parálisis repentina

Puede experimentar otros síntomas junto con la parálisis, tales como:

  • Cambios en la visión.
  • Confusión.
  • Dificultad para hablar o entender el habla.
  • Caída facial.
  • Adormecimiento.
  • Pérdida de memoria.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Problemas de equilibrio o para caminar.

Informe a su médico de Goshen Hospital Emergency Department si experimenta alguno de estos síntomas junto con la parálisis. También puede ayudar a su médico a realizar el diagnóstico si le proporciona información sobre lo que ha comido o bebido recientemente, enfermedades, picaduras de insectos o serpientes y exposición a sustancias químicas recientes.

El tratamiento de emergencia de las causas de parálisis

Las causas de la parálisis repentina pueden ser:

  • Traumatismos, como las lesiones de la médula espinal.
  • Accidente cerebrovascular y ataque isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés).
  • Hemorragia (sangrado) cerebral.
  • Infecciones, como el tétanos y virus del Nilo Occidental.
  • Síndrome de Guillain-Barré, el cual es un trastorno autoinmune poco frecuente que puede producirse por una infección.
  • Toxinas, como los venenos.

Como centro de emergencias de nivel II que proporciona atención médica integral, nuestro equipo trabaja conjuntamente para diagnosticar la causa de su parálisis. Si la causa no es evidente, como un traumatismo, es posible que necesite pruebas adicionales. Esto puede consistir en análisis de sangre, pruebas de imagenología, pruebas neurológicas precisas y pruebas electrofisiológicas, las cuales miden la función nerviosa y muscular. Confíe en nuestros expertos para poder comprender su parálisis.

¿Es usted un paciente nuevo o existente?